LA ALEGRÍA DE VIVIR

2 Ago

¿Qué tienen en común la madre Teresa de Calcuta, Vivekananda, San Francisco de Asís y Jalaluddin Rumi?… La alegría de vivir.

¿Qué sostiene a tantas palabras sabias, iluminadas y amigas para el abandonado, el hambriento y herido?… ¿Qué sostiene los actos de más conmovedor sacrificio y generosidad con que los humanos nos han regalado?… La alegría del amor.

Día a día nos enfrentamos a la abrumadora experiencia de contemplar tantos rostros doloridos, apagados, sombríos, airados. Día a día nos levantamos para arrastrar montaña arriba una inmensa roca, la montaña del aburrimiento, del trabajo forzado, de la pérdida de la conciencia luminosa y libre de un recuerdo bajo las estrellas. Día tras día los extremos de nuestros labios se van contrayendo y desviando hacia abajo. Las manos que en la niñez se movían libres y todopoderosas para realizar nuestras fantasías, comienzan día tras día a envejecer y cansarse de ser manos.

Nuestra respuesta, nuestra delicada rebeldía debe consistir simplemente en la sonrisa… la profunda sonrisa de la alegría de vivir. La alegría como un chorro de luz, de energía y de amor que arranca y se crea desde todos los extremos del universo hacia nosotros. La alegría del corazón que no miente. La alegría que avanza y progresa junto con el tiempo inexorable y perfecto de todas las cosas.

Y aunque me puedas con justicia replicar que Jesús en la cruz debía gemir; y que las víctimas de la guerra despliegan a su alrededor el horror y el vacío de nuestra humana brutalidad; y que al fin de cuentas tantas sonrisas humanas carecen de alma… Aun así en todos ellos, hondamente, en su verdad más asombrosa y terrible, en el límite mismo de nuestra condición humana, la vida sonríe… hasta incomprensible y morbosa para nuestra sensibilidad precaria… la vida y la muerte abrazadas, sonríen.

Al despertar sonríe, y ya no dejes de sonreír, porque aunque tu día esté hecho de las más estúpidas, monótonas, intrascendentes, feas y gastadas palabras, actos, relaciones, personas, lugares y cosas, recuerda y siente que tú también eres la Vida; que todo, sin excepción, es la Vida… la vida divina, humana e infinitamente sonriente que también quiere estallar amorosamente en ti.

Anuncios

Una respuesta to “LA ALEGRÍA DE VIVIR”

  1. Joy 06/08/2014 a 18:43 #

    Resueno completamente con este artículo, Rodrigo, y coincido con su contenido… con la importancia vital de mantener la sonrisa interna que alimenta la externa, contra viento y marea…

    El encuentro con ella, hace que la Vida tenga sentido… para seguir sonriéndole, y que Ella te sonría de nuevo, en un Juego interminable…

    Puesto que me viniste a comunicar que conocías mi espacio y también resonabas con él, ya habrás percibido que mi lema es EnJoy… y de ahí, mi método Energía EnJoy… 😉

    Gracias por venir a buscarme y presentarme tu espacio de encuentro, y recibe un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

AURI

El "Mundo de los Ángeles" es un Mundo luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la consciencia del ser humano, que no hay que razonar demasiado, sólo lo justo. Busca esa razón "dentro" de tu Corazón y encontrarás las verdaderas respuestas.

Café Esotérico

AUTOTRASCENDENCIA SANO EVOLUTIVA

A %d blogueros les gusta esto: