Archive | Pensamientos RSS feed for this section

Simple Satori

3 Jun

plantas_solNo vivas preocupado de si el sol quemará tus plantas, o si la lluvia las dañará. Mejor pon atención al sol, como brilla, y a la lluvia, cuando cae. Si dejas ir hacia las cosas tu mente, podrás llegar a experimentar que el sol, la lluvia, tus plantas y tú son una sola realidad unificada, sin rupturas ni entre ellas ni en tu mente. Habrás alcanzado la iluminación, bienaventurado. Entonces comprenderás que todas las felicidades humanas son sólo débiles fogonazos de mentes delirantes. Sentirás compasión, pero no pena. Y finalmente comenzarás a actuar con los demás, de la misma manera que el sol y la lluvia y las plantas se mostraron para ti.

APOCALIPSIS

7 May

FILIPINAS-CAMBIO-CLIMÁTICO

Por primera vez desde que registramos el dióxido de carbono en la atmósfera mundial, la concentración mensual de este gas de efecto invernadero superó las 400 partes por millón (ppm) en marzo de 2015″, informó la Agencia estadounidense Oceánica y Atmosférica (NOAA).”1

Por primera vez en mi vida he perdido el pudor, el temor, la delicadeza de no profetizar abiertamente los desastres que (casi) inevitablemente veía venir. Sabía, desde hace unas cuatro décadas, que anunciar desastres y calamidades provocadas por el mismo ser humano sería como arar en el mar o llamar en el desierto, si no podía demostrarlos con hechos. Además, un sentimiento natural y espontáneo de desdén, de incredulidad, de molestia ante una aparente infundada negatividad y pesimismo culpable se hacía sentir alrededor de cada vidente y de cada profecía calamitosa para el mundo y la humanidad. Se ha rechazado sistemáticamente cada profecía, cada advertencia, cada señal.

Ya no me importa esa respuesta y actitud obtusa y reaccionaria de parte de la gente, de la opinión pública, de académicos ni de las autoridades. No se puede, al fin, tratar de tapar el sol con un dedo. Ya es un hecho, como vemos en innumerables señales, que llegó la hora, y aun esto es un mero anticipo… Habrán muchísimos, sin duda la mayoría de los humanos, que sigan negando la evidencia de que entramos en una fase final, en una fase de desencadenamiento de los desastres planetarios advertidos; y eso es parte del desastre mismo, probablemente el mayor de los desastres planetarios: la ceguera humana, la contumacia humana, la ofuscación alucinatoria del ser humano de negar la realidad misma, incluso en el momento mismo de morir, negando que se está muriendo, y negando que, al mismo tiempo, se está matando…

Ya no me importa reconocer que no soy de este mundo y que tengo capacidades y conocimientos que la mayoría de los seres humanos desconoce. Nunca he querido hacer uso de este expediente con el que las multitudes históricamente han endiosado la verdad simple y humilde, y han antepuesto la adoración de la persona superior por sobre la humilde y esforzada experiencia de la trascendencia. Ya no me importa que no me crean nada o que me crean un loco, un incomprensible o un extraterrestre… Es más, ya no importo nada, porque la bola de nieve ya inició el descenso del presente por el flanco de la montaña del futuro. Mis palabras no valen más que el canto del ruiseñor antes de morir. Sus consecuencias ya no pueden jugarme en contra, ni volverse en contra de la verdad que declaran. Sus consecuencias son las causas de mis propias palabras… Mis palabras no son palabras, son en realidad desastres sostenidos, repetidos y en aumento. Terremotos, maremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, epidemias, descontrol, desarmonía, desequilibrio global, condiciones insostenibles para la vida humana, provocadas por el ser humano sobre la naturaleza y provocadas por la naturaleza sobre el ser humano; pero, sobre todo, provocadas por el ser humano sobre el mismo ser humano.

Mi único propósito, con este discurso póstumo, es lograr que seamos un poco más concientes en esta nueva fase del desastre final, y que asumamos un trabajo personal concordante con los tiempos ominosos que están entrando; ya se acabó el tiempo de la esperanza, de las opciones libres, de la lucha por el cambio, de la conciencia colectiva, del llamado persuasivo a las autoridades y a la gente con poder. Es la hora de padecer

Sin embargo, humanidad condenada, al final del túnel se encuentra la luz… Pero antes del advenimiento de la luz supraplanetaria, tenemos que experimentar la etapa de la oscuridad de nuestro propio mal.

Valor, conciencia, solidaridad.

———————————————-

1. Vid. http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2015/05/06/715718/alertan-que-la-concentracion-de-dioxido-de-carbono-alcanzo-un-nuevo-record-mundial.html

TIEMPO ETERNO Y TIEMPO MORTAL

8 Sep

En el tiempo eterno no hay amor, en el tiempo eterno no hay odio,
en el tiempo eterno somos el chispazo instantáneo que muere una y otra vez para devenir eterno.
En el absoluto eterno nuestro joven universo dura un instante y desaparece para volver a nacer.
En el absoluto eterno una araña infinita va desplegando su tela conmigo y sin mí, contigo y sin ti.
En el amor eterno hay un tiempo para la construcción, en el odio eterno hay un tiempo para la destrucción,
el amor y el odio humanos duran un instante eterno,
reconoce tus emociones para el instante mortal,
reconoce tus emociones para lo eterno.
¿Cómo integrar la terrible dualidad y no experimentar la locura?
Sin oponer resistencia a lo inmediato ni a lo eterno.

AURI

El "Mundo de los Ángeles" es un Mundo luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la consciencia del ser humano, que no hay que razonar demasiado, sólo lo justo. Busca esa razón "dentro" de tu Corazón y encontrarás las verdaderas respuestas.

Café Esotérico

AUTOTRASCENDENCIA SANO EVOLUTIVA